Semana 2: la socialización rica (1)

Tarea 1: tres metáforas visuales para mi proyecto

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

A esta imagen le he puesto el título “dialogar, compartir, difundir”. Este título, centrado en el concepto “comunicación” refleja  la intención última de este proyecto en relación a la asignatura de castellano: contribuir al desarrollo de las destrezas comunicativas de los alumnos. Para ello, considero crucial la realización de trabajos que requieran una planificación previa y que impliquen el desarrollo de la escritura. Sin embargo, he querido que este proyecto sea, sobre todo, una práctica que les ayude a mejorar la oralidad, a veces olvidada en esta asignatura. Al mismo tiempo, se espera que los alumnos aprendan a producir textos reales del ámbito cotidiano que impliquen una comunicación más allá de la realidad del aula, motivo por el cual se pretende difundir el proyecto final que elabore cada grupo.

Por cierto, ¡recomiendo totalmente el uso de PicMonkey, qué rápido, fácil e intuitivo!

Tarea 2: mi práctica cooperativa

Dado que hace menos de un mes que imparto clases en un 2do de ESO, no puedo decir que haya usado prácticas cooperativas por el momento (estoy todavía en proceso de conocer al alumnado para poder responder a sus necesidades). Sin embargo, sí he realizado alguna práctica cooperativa en el pasado, que consistía en la creación de una historia de asesinatos utilizando los personajes de CLUEDO. Los alumnos se agrupaban de 5 en 5 y de forma heterogénea para diseñar la historia de un asesinato de forma conjunta. Después, cada uno escribía el relato de los hechos desde el punto de vista de un personaje diferente. La dinámica servía para que los alumnos interiorizaran los distintos tipos de narradores y pensaran cómo deben expresarse según su rol en la historia. El resultado fue bastante satisfactorio y motivador para los alumnos y, de hecho, hubo algunos trabajos realmente interesantes.
Sin embargo, quiero que la práctica cooperativa no sea únicamente una estrategia ocasional, sino que se convierta en la metodología habitual de mi clase. Para ello estoy realizando este curso: ¡quiero poderlo hacer más y mejor!

Anuncios

Semana 1: un reto en tres fases

Fase 1: contrastar la enseñanza directa y el ABP

Las estrategias de enseñanza-aprendizaje tradicionales han sido revisadas en los últimos años, entre otras cosas, con la voluntad de ofrecer alternativas motivadoras para el alumnado en el contexto de la escuela inclusiva.

Ello no necesariamente significa el abandono radical de la instrucción directa, que ha funcionado de forma satisfactoria para muchos de nosotros y que presenta ventajas evidentes. Además de permitir el control del docente sobre la situación, permite transmitir mucha información en poco tiempo. El problema viene de la evidencia de la disparidad de ritmos de aprendizaje y, sobre todo, de la disparidad de niveles. Al tratarse de una instrucción unidireccional, no se fomenta la inclusión de todos en la dinámica de clase.

Por ello, se hace necesario ofrecer alternativas. El ABP fomenta el aprendizaje activo y no memorístico, además de dar cabida al desarrollo de las inteligencias del alumno y sus competencias. Se trata, pues, de un tipo de trabajo de enfoque competencial que, aunque requiere de una mayor inversión de tiempo para un nivel menor de contenido, parece ser que hace que este sea más significativo para el alumno al relacionarlo con la vida real.

Sin embargo, no todo son facilidades: el ABP requiere instrucción tanto del profesor, que debe saber cómo diseñar bien un proyecto, como del alumnado, que muchas veces no está acostumbrado a tener que ejercer un papel activo en su proceso de aprendizaje.

Mi objetivo, en definitiva, es comprobar si esta metodología es práctica y útil en el contexto de mi práctica docente para tratar de ofrecer al alumnado estilos de trabajo diferentes, con la finalidad de romper con la rutina.

Fase 2: Análisis de un ABP: “Están un inglés, un alemán y un español…”

Antes de poner en práctica un ABP, conviene evaluar primero alguno de los modelos que hay en la red. Después de buscar, el proyecto de Javier, “Están un inglés, un alemán y un español…”, me ha llamado mucho la atención, no sólo por su título, sino también por todas las competencias implicadas en él. Vamos a arrojar algunas observaciones sobre cómo ha planteado él su ABP relacionada con el área que imparto: Lengua y Literatura Castellana.

En primer lugar, se trata de un proyecto auténtico y original porque aborda el ítem del currículum “la diversidad lingüística” desde una perspectiva interdisciplinar que incluye la asignatura de inglés y alemán.

En segundo lugar, propone que los alumnos exploren de forma activa a lo largo de las distintas actividades, no sin haber pautado previamente los materiales de referencia, algo que se hace fundamental en esta etapa educativa en que todavía no saben discriminar correctamente las fuentes de la información.

Se trata, además, de un aprendizaje aplicado, porque toda la información que procesan conlleva a la realización de distintos tipos de tareas de producción (oral, escrita) y de procesamiento (oral, auditivo). Por lo que se trata de una tarea con un enfoque altamente competencial que ayuda a desarrollar todas las subcompetencias lingüísticas.

Además, las sesiones están claramente pautadas e implican destrezas diversificadas, por lo que fomentan la atención a la diversidad al realizarse en pequeños grupos heterogéneos.

Sin embargo y, pese a tratarse de una propuesta muy interesante, hay algunos aspectos que podrían mejorarse, como la evaluación. En mi opinión, el defecto fundamental de este aspecto es la herramienta de evaluación elegida: el cuaderno de clase. Al plantear que los alumnos lo escriban al finalizar la sesión, estos tienden a estar cansados o a despistarse. Más acertada me parece la tarea de recapitulación, un cuestionario que sirve para fijar los conceptos clave, porque hace consciente el proceso de aprendizaje al alumno.

Sin embargo, aunque no lo explicita directamente como herramienta de evaluación, el proyecto también implica la difusión del conocimiento adquirido a través de las exposiciones orales, que podéis ver aquí. ¡No tienen desperdi

Y vosotros, ¿qué opináis? #ABPmooc_INTEF

Fase 3: presentación de mi proyecto

Y tú, ¿quién eres? #ABPmooc_INTEF

Me llamo Irene Cámara y trabajo como profesora de Lengua y Literatura Castellana. Para mí es muy importante que trabajar sea divertido a la vez que útil, por lo que quiero formarme en el uso de TIC y nuevas metodologías de enseñanza-aprendizaje.

Dedico mi tiempo libre a mis tres grandes pasiones: viajar, reírme con mis amigos y leer. A corto plazo, me gustaría ampliar mis herramientas como docente para construir la escuela del futuro.

En este Mooc, espero aprender, compartir y poder debatir sobre el ABP usando el hashtag #ABPmooc_INTEF

         

El proyecto memorable que recuerdo haber hecho fue ya en la universidad en el que se nos preguntaba cuál era la previsión de vida para una lengua en peligro de desaparecer. ¡El trabajo fue duro, pero me hizo pensar mucho! El propósito de este blog es, precisamente, plantear un proyecto vinculado con mi práctica docente que sea tan motivador como el que yo pude llevar a cabo.

¡Vamos a ello!